¿Foro o juicio público?

Como proceso comunicativo no vale con que el periodista dé la información o exprese su opinión. Eso no es comunicación y no entra dentro de los principios básicos del periodismo. La participación es esencial y los medios de comunicación tienen que facilitar la aproximación y la implicación del público en el debate. Una de las bases de la profesión es proporcionar un foro público para la crítica y el comentario a sus lectores-oyentes- espectadores. Las cartas al director, las tribunas libres, editoriales, llamadas y las facilidades que ofrecen las nuevas tecnologías son formas de permitir al público reflexionar y opinar sobre la información que ofrecen los medios de comunicación.

El foro debe estar abierto a todo el mundo y debe basarse en el respeto y las críticas y argumentaciones que se expongan deben estar fundamentadas. El periodista debe buscar pruebas y tratar temas contrastados, y con los debates públicos se debe invitar a los lectores a investigar y a contrastar de igual manera.

Pero discusión a modo de foro en el que se expresan distintas opiniones argumentadas no es lo mismo que polémica. La polémica es un alimento pobre para las audiencias tras la que, en muchas ocasiones, se esconden oscuros intereses. En ellos aparecen expertos que no lo son y que toman papeles estereotipados para engañar al público. Los debates por nimiedades que interesan a las empresas informativas no aportan nada a la sociedad (de ejemplo sirven los programas del corazón), ocupando un espacio esencial para temas que afectan a la comunidad o al propio Estado.

Lo peligroso de tratar sólo unos temas en concreto es la creación de juicios públicos, como por ejemplo el de Diego Pastrana, un muchacho de Tenerife que por una filtración de datos fue juzgado por todos los medios y por todos los españoles por haber maltratado a una niña siendo totalmente inocente. Otra moda es la creación de alarmas sociales inexistentes mediante la repetición de cierto tipo de noticias que dan lugar a debates de problemas que no alcanzan la dimensión que en realidad tienen. Se crea espectáculo con los temas y se polariza la sociedad. El periodismo debería dar voz al pueblo, despertarlo. No es de factura ofrecer shows baratos para mantener entretenida a la audiencia.

 El periodismo como foro público. Los elementos del periodismo. Bill Kovac y Tom Rosenstiel

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: