Mentiras, mentiras y más mentiras

El periodismo vive de las fuentes, sin ellas no hay grandes ni pequeños artículos, sin ellas no hay verdades y, al fin y al cabo, sin ellas no existe la información. La tarea primordial del periodista es escoger las fuentes que puedan aportar información, desde distintos puntos de vista, de calidad y de interés. Pero el trabajo de un profesional no termina en encontrar al informante, es necesario verificar los datos aportados y apoyarlos con documentos. El problema es cuando la única forma de demostrar los hechos es mediante la palabra del periodista

El caso de Stephen Glass es un claro ejemplo de este mal del periodista protagonista. No tiene sentido basar reportajes enteros bajo la vista del periodista, no existirá diversidad de opiniones, no se aprovechan las fuentes documentales y en caso de problemas legales, no se podrá demostrar “la verdad”. En este caso, no se trata sólo de un sesgo por una mala gestión de las fuentes, sino de la ausencia de verdad (ya sea de modo intencionado o no) por parte del periodista.

The New Republic se caracterizaba por su gran influencia y por su buen sistema de verificación de fuentes. Sin embargo, Stephen Glass logró engañar a todo el mundo con sus artículos en parte o totalmente inventados. Por la tanto, las fuentes eran inexistentes y todo era producto de la mente del periodista americano. En este caso, los dos personajes que se caracterizan por su buen hacer periodístico son Adam L. Penenberg (redactor de Forbes.com) y Chuck Lane (redactor jefe del The New Republic). El primero utilizó sus conocimientos sobre Internet para buscar información, habló con sus fuentes habituales (hackers), revisó registros, documentos del estado, consultó con el Interventor de California, consultó las listas de funcionarios, realizó pruebas empíricas y finalmente recurrió al propio Stephen Glass y a su redactor jefe. El resultado de su labor fue su Lies, damn lies and fiction para reivindicar la verdad en el periodismo. Check Lane demostró también su buena labor periodística al dudar de la palabra de Glass e ir al lugar donde supuestamente habían tenido lugar los hechos de Hack Heaven. Su anterior redactor jefe Michael Kelly pagó su confianza en la palabra del periodista con muchos artículos falsos.

La metodología de verificación de la que presumía TNR se vio seriamente perjudicada. En la redacción dirigida por el redactor jefe, existían distintos pasos por los que debía pasar un artículo, tanto en correcciones como en contrastar las fuentes, sin embargo, los artículos de Stephen Glass se libraron de dicha criba. Puede ser que las invenciones de Glass se debiesen a la presión del medio, aunque este afirmó que lo hacía por autoestima, sin embargo, la mayor presión por parte de la empresa cae sobre el redactor jefe que intercede por sus periodistas, al igual que los redactores entre sí colaboran, se corrigen y se apoyan.

Sin embargo, éste no es un caso de presión empresarial, sino de cómo toda una redacción y el mundo periodístico se deja arrastrar por unas historias perfectas, que poco tienen de verdad. Y como en las buenas películas de Hollywood, en esta historia ganaron los buenos: Adam Penemberg demostró que los medios digitales tenían la misma validez que los escritos y Chuck Lane terminó siendo redactor del Washington Post.  

No solo se aprende de los ejemplos positivos del periodismo, este caso sirve de lección. Citando a la secretaria en la ficción y haciendo un homenaje a cierto profesor que nos recuerda la importancia de una imagen del redactor con la fuente: con fotos podrías mostrar y demostrar que existe sobre quien escribes.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Una respuesta to “Mentiras, mentiras y más mentiras”

  1. Diego Says:

    Buena informacion. Ademas aprovecho para felicitarte por las demas notas que lei aqui, buen trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: